La Intersexualidad es la falta de concordancia entre los Genitales (pene/vulva), Gónadas (testículos/ovarios) y los Cromosomas (XY/XX) creando una condición distinta la Orientación Sexual y la Identidad de Género que se presenta en uno de cada 2,000 niños al nacer con órganos ambiguos.

A esta condición se le llamaba hermafroditismo, pero al no poder desarrollarse en un individuo ambos sexos de forma completa para ser fértil es que se decidió que su nombre debía ser inter(dentro)sexualidad, pues no se presenta de forma externa siendo una serie de alteraciones en la formación fetal que llega a un número de 50 formas distintas a las que se incluyen problemas de desarrollo (labios fusionados, ausencia de pene, meato fuera del pene, falta de reacción a la testosterona, etc.) que a partir de la década de 1950, siguiendo las indicaciones del médico John Money que declaró que los niños antes de los dos años eran ambiguos y por tanto moldeables era que muchos niños intersexuales fueron sometidos a operaciones y tratamientos hormonales buscando su “normalización” dentro de un sexo/género cuyo resultado fue personas con problemas de adaptación, depresión y suicidio al sentir que se les criaba dentro del género que no les correspondía, fue a partir de 1996 con las manifestaciones en la asamblea de la Asociación Americana de Pediatría el 26 de octubre, es que se pudo frenar este tipo de operaciones e iniciar el reconocimiento de la intersexualidad como algo que solo el individuo podía decidir de acuerdo a la identidad de género y sexo que descubriera en su comportamiento y desarrollo de su psique.

En la actualidad solo unos pocos gobiernos han decidido prohibir las operaciones y tratamientos al mismo tiempo que se les trata fuera de los procesos de transexualidad, pues algunos individuos han decidido dejar que su condición en la edad adulta sea reconocido como intersexual antes de una identidad o un sexo definido.

Las personas intersexuales muchas veces viven en la violencia del desconocimiento sobre su condición o en total oscuridad ante creencias donde se pide su muerte o la imposición de un comportamiento de género determinado, además de la invisibilidad en algunos aspectos sociales y culturales por la insistencia de la identidad bigenerista que muchas sociedades piden a sus individuos dentro del rol hombre/mujer y masculino/femenino.

El día de la Intersexualidad tiene como motivo principal hacer consciencia dentro de la sociedad para no forzar a los intersexuales a elegir un rol determinado o un tratamiento invasivo si no lo desean y que la comunidad médica desde la pediatría ayuden a comprender mejor el fenómeno a los padres de estos niños y permitir que sea la decisión personal del intersexual la que les permita elegir un tratamiento o no, además de dejar de considerar como una patología y asumir como una condición dentro de la forma de definir tanto al sexo biológico como al género.