El Día Nacional de salir del closet (Coming out day) fue creado en 1988 por iniciativa del Dr. Robert Eichberg y Jean O’Leary en conjunto a la Segunda Marcha por los derechos de gays y lesbianas en Washington D.C. para promover la importancia de vivir “fuera del closet” como pasa a muchos homosexuales, bisexuales, trans y otras poblaciones no heterosexuales que no pueden manifestar de forma abierta su sexualidad debido a la falta de sensibilización en la población en general y la existencia de espacios seguros para poder informarse e integrarse a la sociedad.

A lo largo de los años se han ido abriendo espacios en escuelas, centros de trabajo y de convivencia social con el interés de dar a conocer a la población LGBTI que tiene aliados y una mayor información para poder abrirse en sus medios familiar, escolar y laboral, evitando el rechazo, la criminalización y la persecución que son objeto en nombre de prejuicios sociales, culturales y religiosos.

No siempre se tiene un ambiente propicio para hablar y ser aceptado por su orientación sexual o identidad de género, de ahí lo importante de establecer vínculos sólidos con amigos, compañeros de trabajo y escuela junto a un espacio saludable en la familia, además de contar con normas y leyes que protejan a la población LGBTI se debe tener una amplia variedad de servicios de apoyo, incluyendo refugios, para personas rechazadas.

Este 2017 la población LGBTI a nivel mundial tiene nuevos retos ante el cambio de gobierno en Estados Unidos que ha dado la espalda a programas de ayuda a personas LGBTI, con discapacidad, migrantes y otras minorías que han luchado por sus espacios y el respeto hacia su integridad física y emocional.

Una persona que vive fuera del armario tiene mayores y mejores oportunidades de desempeñarse y al vivir en un ambiente incluyente aspira a las mismas oportunidades que el resto de la población, la represión de la verdadera sexualidad conduce a la frustración, depresión y otros problemas que conducen al uso de drogas, daño emocional y el suicidio, de ahí lo importante que es salir del closet.